Lo que debes saber

Aspectos clave para tener claro antes de darse de alta

1.

2.

3.

4.

1

Formas de ejercer la actividad

Aunque existen numerosas formas jurídicas, las más populares para ejercer una actividad empresarial en Galicia son: empresario individualsociedad limitada y sociedad civil.

Empresario individual (autónomo): La actividad se realiza como persona física.

Ventajas: 

  • No se requiere capital mínimo

  • Sin costes de constitución y proceso de alta casi inmediato.

  • Posibilidad de tributar por estimación objetiva (módulos) de IRPF y Recargo de equivalencia de IVA.

  • Menores costes de gestión.

Desventajas: 

  • Responde con su patrimonio personal de las deudas generadas en su actividad. Incluso, en su caso, con los bienes gananciales si el cónyuge no se opone expresamente.

  • Los rendimientos obtenidos tributan en IRPF, por lo que, en caso de conseguir altos rendimientos, estos podrían llegar a tributar hasta el 45% en el caso de Galicia.

Sociedad de Responsabilidad limitada: Agrupación de una o más personas, aportando un capital, para ejercer una actividad económica.

Ventajas: 

  • La responsabilidad de los socios queda limitada al capital aportado.

  • La fiscalidad puede ser ventajosa al tributar los beneficios al 25%.

  • Actuar en el mercado como sociedad, puede resultar ventajoso para licitar, obtener subvenciones, o financiación.

  • Actualmente se puede constituir con unos costes reducidos y en un menos de una semana.

  • Posibilidad de aportar el capital social en bienes o dinero.

  • Se puede controlar la entrada de personas extrañas a la sociedad.

Desventajas: 

  • Mayores costes de gestión, dada la obligación de llevar una contabilidad ajustada al Código de Comercio, y presentar Cuentas Anuales.

  • Cualquier modificación en los estatutos conlleva costes de notaria y registro mercantil.

  • La continuidad de la empresa depende del entendimiento entre los socios.

Sociedad civil: Agrupación de dos o más personas físicas, para ejercer una actividad económica común.

Ventajas: 

  • Es la solución más económica para que se agrupen 2 o más autónomos para ejercer una actividad conjunta, evitando los costes iniciales de una sociedad limitada.

  • No requiere capital mínimo.

  • La fiscalidad puede ser ventajosa al tributar los beneficios al 25%, o en su caso evitar tributar en el recargo de equivalencia de IVA.

  • Para su constitución no tiene costes de notaría o registro mercantil.

Desventajas: 

  • La responsabilidad de los socios es ilimitada, respondiendo con todo tu patrimonio personal, al igual que en el caso de ejercer la actividad como autónomo.

 

2

¿Qué costes de Seguridad Social tendré?

En condiciones normales debemos tener en cuenta los siguientes costes de seguridad social (existen otras bonificaciones dependiendo de las circunstancias personales de cada uno): coste de autónomos y coste de empleados.

Cuota de autónomos: El coste de seguridad social que tiene un autónomo para poder ejercer la actividad en 2021 es de 288,98€ mensuales, o de 364,23€ mensuales en caso de ejercer la actividad por medio de una sociedad mercantil.

Sin embargo, estas cuotas se bonifican, en caso de inicio de actividad (no haber estado de alta de autónomo en los 2 años anteriores), pudiendo disfrutar de la TARIFA PLANA de autónomos, con los siguientes importes:

Para el caso de menores de 30 años o mujeres menores de 35€, disfrutan de una TARIFA PLANA ampliada hasta los 36 meses, con los siguientes importes:

Desde el mes de septiembre de 2020 la Seguridad Social permite aplicar esta TARIFA PLANA a los autónomos societarios (socios administradores o trabajadores de sociedades mercantiles).

Coste de empleados: En caso de contratar empleados, el coste dependerá de factores, como el convenio colectivo de la actividad, de las horas contratadas, o la posibilidad de aplicar los beneficios a la contratación contemplados por la Seguridad Social.


Sin embargo, es importante tener claro el coste mensual en condiciones normales de contratar a un empleado a jornada completa:

  • SALARIO MÍNIMO: 1.050,00€ en 12 pagas mensuales (con las pagas extras prorrateadas)

 

  • SEGURIDAD SOCIAL: 313,95€/mes

 

  • COSTE TOTAL MENSUAL: 1.363,95€

 

3

Ayudas económicas para el inicio de mi actividad

Es importante, previo a cualquier trámite de alta de actividad, tener claro cuáles son las ayudas habituales en Galicia para emprender una actividad, para no cometer errores que impiden la consecución de las mismas. Podemos agrupar las principales ayudas para iniciar la actividad en 2 bloques: Ayudas de la Xunta de Galicia y capitalización del paro.

Ayudas Xunta de Galicia para el inicio de actividad:

  • Ayudas para constitución de sociedades:

  -Beneficiarios: Empresas de nueva creación con forma jurídica de sociedad    mercantil y domicilio social y fiscal en Galicia. No requiere inversión mínima.

 -Cuantía de la ayuda: entre 2.000€ y 9.000€ por cada puesto de trabajo creado (incluido el de los promotores).
Además, puede solicitarse ayuda para los gastos de inicio de actividad justificados.

  -Obligaciones: Realizar la actividad para la que se creó la empresa durante un período mínimo de 24 meses, así como mantener los puestos de trabajo creados subvencionados.

 -Concurrencia no competitiva: Se concede en función de los fondos disponibles por orden de llegada, si se cumplen los requisitos.

  • Ayudas para establecerse como autónomo:

  -Beneficiarios: Personas desempleadas que inicien una actividad económica en Galicia, ya sea como autónomo o sociedad civil. No requiere inversión mínima.

  -Cuantía de la ayuda: entre 2.000€ y 9.000€, en función de las circunstancias personales del autónomo (edad, sexo, etc.).

  -Obligaciones: Mantenerse de alta de autónomo durante 24 meses.

  -Concurrencia no competitiva: Se concede en función de los fondos disponibles por orden de llegada, si se cumplen los requisitos.

  • Ayudas para mujeres (autónomos/sociedad):

  -Beneficiarias: Mujeres desempleadas que inicien una actividad económica en Galicia, ya sea como autónoma o por medio de una sociedad. No requiere inversión mínima.

  -Cuantía de la ayuda: entre 8.000€ y 20.000€, en función de los puestos de trabajo creados (incluido el de las promotoras).

  -Obligaciones: Mantenerse de alta de autónomo durante 18 meses.

  -Concurrencia competitiva: Se concede en base a la comparación con el resto de solicitudes presentadas en función los criterios de valoración establecidos en las bases.

Esta subvención es incompatible con las 2 anteriores.

Capitalización del paro: Mediante el pago único o capitalización de la prestación por desempleo podremos cobrar en un sólo pago todo o parte del importe pendiente de la prestación por desempleo (de nivel contributivo).

  • Requisitos: 

   - Ser persona beneficiaria de una prestación contributiva por desempleo.

   - Tener pendiente de recibir, al menos, tres mensualidades.

   - Darse de alta como autónomo estable o la incorporación como socio trabajador de una cooperativa, sociedad laboral o mercantil, e iniciar la actividad en el plazo máximo de un mes desde la fecha de aprobación del pago único.

  • Importe: Hasta el 100% de la prestación que le quede por percibir, siempre que la cantidad se justifique como inversión para el desarrollo de una actividad por cuenta propia, incluyendo las cargas tributarias y los gastos de puesta en funcionamiento.

 

Si la inversión necesaria no cubre el 100% de su prestación pendiente, existe la posibilidad de compensación de las cuotas mensuales de autónomos.

Compatibilidad de la prestación por desempleo y ser autónomo: Como alternativa al pago único, existe la posibilidad iniciar actividad como autónomo y seguir cobrando el paro hasta 9 meses, o el tiempo inferior que reste por cobrar de paro.

 
 

4

¿Cómo tributa mi actividad?

La tributación de nuestra actividad tiene una importancia vital en el desarrollo de nuestro negocio. Previo a cualquier análisis de viabilidad debemos conocer su encaje fiscal, así como las posibilidades que nos da el ordenamiento tributario español:

  • ¿Mi actividad está exenta de IVA?

  • ¿Estaré sujeto a recargo de equivalencia, y que me implica?

  • ¿Me conviene tributar en módulos?

  • ¿Qué tipo de IVA debo aplicar en mis facturas?

Dar respuesta a esas preguntas nos permitirá tanto facturar correctamente, como calcular el precio de venta, y no equivocarnos en el cálculo de nuestro margen bruto.

La actividad a desarrollar podría estar exenta de IVA, como por ejemplo las actividades formativas, con lo cual no aplicaríamos IVA a la factura y a su vez no podremos deducirnos el IVA de nuestras compras. 

Otras actividades podrían estar en régimen de recargo de equivalencia, como por ejemplo las actividades de comercio al por menor ejercida por empresarios autónomos, lo que implica que en las compras de mercadería soportaremos no solo el IVA normal, sino un recargo adicional (normalmente del 5,2%), pero a cambio no tendremos que ingresar a hacienda el IVA cobrado de nuestros clientes.