• Celso Borrajo

Gastos deducibles: ¿puedo deducirme las comidas?

El ahorro en impuestos de un autónomo pasa por conocer y aplicar cada uno de los gastos deducibles que la normativa tributaria nos permite. En las entradas de gastos deducibles analizaremos las partidas menos habituales, pero que pueden tener un impacto sensible en la tributación del autónomo.


¿Me puedo deducir las comidas?


Cómo autónomo esta es una de las preguntas que te harás, sobre todo si tu actividad te obliga a comer fuera de casa de manera habitual.

Habrás oído que hacienda permite deducir las comidas del autónomo, pero que los requisitos son muy elevados, o que hay demasiadas trabas para poder deducirlas.

¿Qué dice hacienda? Desde el 1 de enero de 2018 se permiten los gastos de comidas del autónomo en estimación directa cumpliendo los siguientes requisitos:


- Ser gastos del propio contribuyente.

- Realizarse en el desarrollo de la actividad económica.

- Producirse en establecimientos de restauración y hostelería.

- Deberán abonarse utilizando cualquier medio electrónico de pago.

- Estos gastos tendrán como importe máximo los establecidos reglamentariamente para las dietas




¿Y en la práctica que criterio sigue la administración tributaria en Galicia?


Nos va a pedir tener una factura de un restaurante con nuestros datos, que paguemos de forma bancaria, que el restaurante se halle en municipio distinto del de nuestra residencia, y que podamos vincular las comidas a una factura de ingresos. ¿Te parece mucho? Pueden parecer muchos requisitos, pero de lo que se trata es de justificar que esas comidas son necesarias para nuestra actividad.


Con GAcont tendrás un gestor personal que analizará si tu actividad te permite deducir las comidas, y te explicará cómo hacerlo para que cumplas con todos los requisitos exigidos por la administración ¡y ahorres impuestos¡


¿Qué ahorro podremos conseguir?


Tomando como ejemplo un autónomo dedicado al sector de la albañilería, que debido a su actividad come fuera de casa y en municipio distinto de su residencia la mitad de los días laborables del año, 125 días y un menú de 10€.

Ahorro en IRPF: Nos deducimos 9,09*125= 1.136€ de gasto, con lo que el ahorro en nuestra declaración de la renta será de entre 215€ y 511€ dependiendo nuestro tipo marginal.

Ahorro en IVA: Nos deduciremos el 10% de IVA: 113,60€.


Con todo ello, el ahorro en impuestos que podemos obtener deduciéndonos las comidas o no, puede llegar a los 625€ anuales, y esto ¡sólo comiendo la mitad de los días laborables fuera de casa¡



32 vistas

Especialistas en fiscalidad y gestión de empresas gallegas

asesoría online
asesoría online Galicia
  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Icono social LinkedIn

© GACONT 2020.